T: 964 498001 - F: 964 498283 ajuntament@cerveradelmaestre.es

Manantiales y Parajes naturales

Paraje de la Cova Fonda

Situado en la zona oeste del municipio, se accede a través de un paseo pavimentado que puede iniciarse en la zona de las piscinas (en dirección al cementerio). Es, junto al castillo, el mejor lugar para obtener una vista panorámica de los caprichosos meandros y las fértiles llanuras aluviales que dibuja la rambla de Cervera a su paso por la población. Además, se observa perfectamente desde este punto la azulada y uniforme línea de costa con sus principales poblaciones (Benicarló, Vinaròs…). Se trata de un monumental y escarpado roquedal, sobre el que se asienta parte del castillo, en cuyas esculpidas paredes aparecen varias cuevas u hoquedades de gran vistosidad. La iluminación nocturna le proporciona al conjunto, todavía más si cabe, un atractivo aire pintoresco de obligada visita.

Paraje del Calvari

Nos hallamos ante un amplio espacio de recreo con sus correspondientes accesos y viales para viandantes, dos fuentes, bancos de forja, mesas con losas de piedra, plantación de arbolado (esencialmente cipreses y arbustos aromáticos) y habilitación de zona de parking en la parte superior. Con destacadas vistas panorámicas sobre los montes del Colomé y de la Perdiguera y el mar Mediterraneo (especialmente poblaciones de Vinaròs y Benicarló).

Paseo de la Carretera de Sant Mateu

Paseo dotado de aceras peatonales (incluídos voladizos), muros de contención confeccionados con bloques de piedra, arbolado, jardinería, iluminación alógena y bancos para paseantes. Con destacadas vistas panorámicas sobre la rambla de Cervera y el mar Mediterraneo (especialmente poblaciones de Vinaròs y Benicarló).

Font de Sant Vicent

Se trata de un manantial o surgencia natural localizado a escasos metros del lecho de la rambla de Cervera, muy cerca del Molí de l’Oli. Puede accederse con vehículo desde la carretera CV-135 que discurre de Benicarló a SantMateu (Km. 14), justo antes del puente que cruza la rambla. El recinto o habitáculo en el que se halla la fuente está formado por una robusta fachada de grandes bloques de piedra irregular unidos entre sí a base de argamasa de arena y cal. El acceso se salva a través de un arco de medio punto rebajado que marca las directrices de la bóveda de cañón que sostiene el paramento superior.

Font de la Cerverola

Muy similar a la anterior tanto por sus trazas, como por sus funciones, orígenes y uso. Situada a escasos metros del Km. 18 de la carretera CV-135 Benicarló-Sant Mateu (dirección Sant Mateu), rebasada ya la población, y a la izquierda de aquélla, donde se inicia el llamado camino de la Cerverola. El agua nace unos metros más arriba de la fuente, justo donde se encuentra el pozo, y mediante una conducción subterránea llega hasta el fondo de la cueva. Se trata de una bóveda corrida, formada por losas colocadas de canto, que presenta en su cara frontal un arco redondo peraltado construido con gruesos sillares de piedra trabajados en sus caras visibles. Las paredes interiores del referido recinto están revocadas con una dura capa de mortero en la que se aprecian algunos signos gravados, principalmente en la pared de la derecha, en la que pueden observarse varias cruces simples pero, sobre todo, una curiosa figura antropomorfa, muy esquematizada, que presenta ciertos paralelismos con otras figuras arcaicas encontradas en fuentes de este tipo.

Font de la Roca

El acceso se realiza a partir de un camino asfaltado que sale de la población (desde el camí la Sènia) y conduce a la misma fuente. Ésta se halla escondida en el fondo de una vaguada rodeada de montañas, a espaldas del municipio. Desde este paraje puede disfrutarse de unas fabulosas vistas panorámicas de la llanura interior, olfatear el aire puro que desprenden los pinos, chopos y matorrales de sus alrededores, saborear una comida familiar o con amigos en sus merenderos o, simplemente, degustar el agua que, de forma natural, desciende desde la cima próxima.

Font del Camí la Sèniat dela Roca

Situada a escasos doscientos metros de la población y con un acceso llano y pavimentado por la calle Doctor José Moltó (camí la Sènia). Rodeada de frondosos chopos, este pintoresco rincón ofrece al viajero la posibilidad de descansar unos instantes y, sobre todo, saborear el agua que de forma mansa fluye desde una fuente superior. Es de destacar el original pozo rectangular (actualmente cegado) situado frente a la fuente, configurado por bloques de piedra perfectamente trabajados y coronado en sus laterales por dos elevaciones para la fijación de la polea.